¿Qué es la intolerancia al gluten?

Bajo el nombre de intolerancia al gluten se ocultan tres enfermedades diferentes con síntomas muy similares. Estas son: celiaquía, alergia al trigo y sensibilidad al gluten.

En la celiaquía y en sensibilidad al gluten, los desencadenantes (=gluten) y los síntomas son bastante similares. Sin embargo, son enfermedades completamente diferentes que requieren diferentes tratamientos. Además existe la alergia al trigo- la cual ya hemos nombrado anteriormente- la cual, se confunde varias veces con celiaquía.

Cuando eres celíaco debes seguir una dieta estricta sin gluten para evitar daños en el cuerpo. Para las personas que son sensibles al gluten se recomienda ir tomando nota de lo que han comido y cómo les ha sentado para encontrar sus propios límites de tolerancia a el.

Si hay una alergia al trigo diagnosticada, se debe evitar el alérgeno y esto no se hace al elegir los alimentos marcados como “sin gluten” sino, que has de buscar alimentos que no contengan trigo.

La enfermedad celíaca: es una reacción autoinmune del cuerpo. El cuerpo clasifica al gluten como sustancia peligrosa y ataca con anticuerpos. Pero no ataca solo al gluten sino también al propio cuerpo y como resultado se produce una inflamación crónica del intestino delgado. A lo largo del tiempo se produce un daño grave a las vellosidades intestinales y, como resultado, un deterioro significativo en la absorción de nutrientes.

La alergia al trigo es una reacción alérgica del cuerpo a varias proteínas del trigo. Los problemas pueden aparecer después de comer trigo, pero también por inhalar polvo de harina o por contacto con la piel.

Sensibilidad al gluten. No hay diagnóstico propio para la sensibilidad al gluten. Si se ha descartado la enfermedad celíaca y la alergia al trigo, y si las molestias desaparecen o se mejoran de forma significativa después de seguir una dieta libre de gluten, la sensibilidad al gluten está confirmada.

Dado que tanto los desencadenantes como los síntomas son similares en los tres casos, no es fácil dar con el diagnóstico correcto.

Enfermedad celíaca: lo que sucede en el cuerpo

Cuando llegan los alimentos que contienen gluten al intestino delgado, comienzan los problemas. El cuerpo clasifica el gluten como sustancia peligrosa y reacciona creando anticuerpos que no solo atacan al gluten sino también al propio tejido. Como consecuencia se produce una inflamación de la membrana mucosa del intestino delgado. Si esta inflamación persiste durante un largo período de tiempo, se produce un daño significativo en las vellosidades y se alisan. Provocando que la superficie intestinal se reduzca, lo que hace que sea mucho más difícil para el cuerpo absorber los nutrientes. Por esta razón, la enfermedad a menudo conduce a la pérdida de peso, la falta de crecimiento en los niños y deficiencias. Si se sigue una dieta estricta sin gluten después del diagnóstico, la inflamación en el intestino delgado desaparece y las vellosidades intestinales vuelven a su forma original.

La enfermedad celíaca durará toda la vida y el único tratamiento es una dieta libre de gluten.

velocidades de intestino delgado alisado y normal

Enfermedad celíaca - síntomas

Los síntomas son muy diversos. Algunas personas son muy sensibles a las cantidades más pequeñas de gluten, mientras que otras no tienen molestias (obvias), incluso con cantidades más grandes. En muchos casos, los síntomas se encuentran en el tracto gastrointestinal. Dolor abdominal, hinchazón estomacal, diarrea o estreñimiento. Pero también son frecuente la fatiga constante, la falta de fuerza, la apatía y la depresión. Y, por supuesto, no olvidar los problemas causados por la difícil absorción de nutrientes: pérdida de peso, retraso del crecimiento y defectos del esmalte en los niños, anemia, osteoporosis, deficiencia de hierro, deficiencia de vitamina B12.

Enfermedad celíaca: opciones de diagnóstico

Para desarrollar la enfermedad celíaca, debe existir una predisposición genética. Esto significa que no todos los que tienen esta predisposición padecen la enfermedad celíaca. Sin embargo, si la predisposición genética no existe, es imposible desarrollar la enfermedad celíaca. Una prueba genética (análisis de sangre) puede proporcionar información.

Examen de sangre: en la prueba de sangre, se pueden detectar los anticuerpos de la reacción autoinmune (transglutaminasa)

Biopsia intestinal: una colonoscopia con extracción de tejido también brinda seguridad, ya que en los otros dos enfermedades (alergia al trigo y sensibilidad al gluten), la mucosa del intestino delgado no se inflama.

Lo ideal sería hacerse todas las pruebas posibles. Sin embargo, se debe tener en cuenta que no se puede iniciar una dieta libre de gluten antes del comienzo de la prueba, ya que esto disminuye la inflamación en el intestino delgado y también disminuye el número de anticuerpos en la sangre, lo que cambiara los resultados las pruebas.

Alergia al trigo: lo que sucede en el cuerpo

Si se padece una alergia al trigo, el cuerpo produce anticuerpos contra algunas proteínas del trigo y al comer trigo se produce una reacción de defensa exagerada del sistema inmune a las sustancias normalmente inofensivas. Las reacciones alérgicas suelen ser bastante rápidas, minutos u horas después de la ingestión y tambien se pueden desencadenar por contacto con la piel y por inhalación. La mayoría de los afectados son bebés o niños pequeños y suelen tener reacciones en el tracto respiratorio o erupciones cutáneas. La alergia al trigo en los niños generalmente desaparece durante la edad escolar.

Por el contrario, las alergias al trigo en adultos por lo general persisten durante toda la vida. ¡Es importante entender que en una alergia al trigo, los alimentos etiquetados “sin gluten” no se pueden comer de forma segura! Sin gluten significa que una proteína de trigo particular no está incluida, ¡eso no significa que el producto no contenga trigo! También se debe probar cuidadosamente en una alergia al trigo, si se tolera la espelta y la kamut. Estos cereales son muy similares al trigo pero algunos alérgicos también reaccionan comiendo dichos cereales.

Alergia al trigo - síntomas

Las alergias al trigo pueden causar cólicos abdominales, náuseas, vómitos y diarrea después de comer trigo. Pero también hay síntomas típicos de la alergia, como erupción e hinchazón en la boca, nariz, ojos y área de la garganta. Los niños son más propensos a experimentar sarpullido e hinchazón de la faringe, mientras que los adultos tienen más probabilidades de verse afectados por el tracto gastrointestinal.

Alergia al trigo - opciones de diagnóstico

Para distinguir la alergia al trigo de la enfermedad celíaca, es útil llevar un diario y tomar nota de lo que se ha comido y cómo ha sentido. Dado que la enfermedad celíaca es bien reconocida por la biopsia intestinal (¡si no se ha prescindido del gluten antes del diagnóstico!) el procedimiento generalmente es excluir la celiaquía y luego realizar pruebas específicas de alergia al trigo. Examen de sangre: prueba de anticuerpos IgE y prueba cutánea.

Sensibilidad al gluten: lo que sucede en el cuerpo

La sensibilidad al gluten es una disfunción no alérgica relacionada con el gluten. El consumo de gluten no conduce a una reacción inmune y, por lo tanto, no hay inflamación en el intestino. Esto significa que las personas con sensibilidad al gluten deben seguir una dieta sin gluten, pero no hay que llevarla de forma tan rigurosa. El consumo de gluten causa molestias pero no causa daño en las vellosidades, por lo cual no sufren desnutrición. Es importante excluir la enfermedad celíaca con seguridad. Si deja de comer gluten antes del diagnóstico celiaco, los resultados de la biopsia intestinal y prueba de sangre podrían ser negativos (aunque padece esa enfermedad) y se crea una falsa sensación de seguridad. Y en consecuencia no lleva la dieta sin gluten de forma estricta y causa inflamación intestinal.

Si se puede descartar la enfermedad celíaca y la alergia al trigo, vale la pena un diario de nutrición, ya que el límite de tolerancia en términos de cantidad y tipo de cereal puede variar de persona a persona. Es bueno conocer el límite de tolerancia de tu organismo, esto puede simplificar considerablemente la vida cotidiana.

Síntomas de sensibilidad al gluten

Al igual que con la enfermedad celíaca, los síntomas son muy variados. Algunas personas reaccionan fuertemente a pequeñas cantidades de gluten, otras pueden comer ciertas cantidades sin molestias. Los síntomas varían desde dolor abdominal, náuseas, vómitos, flatulencia e hinchazón, estreñimiento hasta diarrea. Fatiga, apatía, dolores de cabeza y extremidades también son posibles.

Sensibilidad Gluten - Opciones de Diagnóstico

No hay opciones de diagnóstico independientes para la sensibilidad al gluten. Se usa el procedimiento de exclusión. Si no hay enfermedad celíaca ni alergia al trigo, si la condición mejora llevando una dieta sin gluten y se deteriora de nuevo cuando vuelve a comer gluten, existe una sensibilidad al gluten.

El cambio a dieta a una sin gluten se debe hacer después de la exclusión a los diagnósticos de alergia al trigo / celiaquía, de lo contrario los resultados podrían ser incorrectos.

¿La persona sana necesita gluten?

No, pero no daña a las personas sanas, por lo que no hay razón para que las personas saludables prescindan del gluten.

Guía: ¿qué puedo comer y qué no?

El gluten es una proteína existente en diferentes cereales.

Contienen gluten:

  • trigo
  • cebada
  • centeno
  • espelta
  • escanda

No contiene gluten:

  • Avena –( pero con cuidado! Hasta hace poco, se consideró avena cereal con gluten. Hoy en día se sabe que no es así, pero tiene una estructura molecular muy parecida al trigo por lo cual causa problemas para algunos celiacos. Además puede haber problemas de contaminación cruzada)
  • maíz
  • arroz
  • mijo
  • amaranto
  • alforfón (trigo sarraceno)
  • quinoa

La buena noticia es ...

Si comes “como antes", cocinar con ingredientes naturales, no hay problema para omitir el gluten. Llevar una dieta sin gluten se pone más difícil con comidas preparadas y comida rápida.

Pero, sinceramente, eliminar estas cosas del menú es en muchos aspectos lo mejor que puede pasar.